XXV Festival de Teatro de Occidente

Haremos publicar aquí los diferentes textos del Foro Crítico del Festival. En el que están presentes Omar Valiño, Carlos Rojas,Carlos Herrera, Tomás Jurado y Juan Martins.

Espacio Lúdico

rio-teatro-caribe.jpg

Juan Martins

Sueño de golpe, bajo la dirección y autoría de Francisco Denis, nos representó una dinámica la cual nos produjo placer. Una vez más la agrupación, «Río Teatro caribe» se impuso con una ruptura del espacio mediante componentes del baile, la acrobacia y finalmente el elemento circense. Lo interesante es que no pretende ser un espectáculo estrictamente acrobático, sino que busca las posibilidades de encontrarse con un discurso que reúna diferentes lenguajes de las artes escénicas: lo actoral, el baile y finalmente el divertimento teatral como dispositivo narrativo. Tal dispositivo narrativo funcionó para el público, puesto que en momentos —sobre fragmentos escénicos— la historia (lo que para el teatro sería la sintaxis del relato teatral) iba complementado la compresión del espectáculo en el espectador. Por una razón natural: el público se entusiasmaba con las imágenes, con los movimientos verticales y la belleza de ese desplazamiento sobre el aire. No se le hacía complejo a este público dejarse estimular por esas imágenes que se construían en el entusiasmo del baile, por más alterno que sea éste en cuanto a su formalidad y presencia. Aquello se iba figurando en el espectador de modo divertido. Fue representado en un espacio alternativo y con un lenguaje también superpuesto, es decir, una forma teatral sobre otra, pero que conducía al entendimiento en general como un modelo de entender lo poético y la belleza del espectáculo: los(as) intérpretes (término que prefiere utilizar su autor, Francisco Denis, y pienso de igual manera que es el más ajustado para definirlo) se sostenían sobre las acrobacias como un modo de entender el espacio escénico.
Así que ese espacio escénico que se trabaja a dos niveles —arriba/abajo—, constituía a su vez el espacio lúdico que se desarrolló de modo magistral, en tanto a los objetivos del espectáculo se ponían de manifiesto (no pretende ser un trabajo acrobático, lo circense es sólo un componente más y no el todo): lo gracioso, lo sublime e incluso la violencia se estructuraban como parte de esa relación lúdica de la representación. En una disposición rigurosamente geométrica de su uso. De modo que su representación abarcó un espacio tan ambicioso como lo es una cacha deportiva: la amplitud del mismo puede ser ya en sí una demanda que pueda atentar contra el espectáculo, sin embargo, el proceso queda construido sobre aquellos diferentes leguajes. Lo que habría que diferenciar es las relaciones entre el espacio lúdico y el espacio escenográfico. Por ejemplo, en los momentos de una escena a otra queda evidente que los intérpretes necesitan de disponer de esa indumentaria acrobática (y eso exige un tiempo). Y por eso nos queda como interrogante si esos momentos (que aquí denomino espacio escenográfico) podrían formar parte de una mima situación, momento o escena. Ya que, a mi criterio, pienso que esas transiciones le quitan síntesis dramática a una obra que me pareció bella y estructurada en esa búsqueda de nuevos lenguajes. Considero, dado a lo juventud de sus integrantes, que esta agrupación está irrumpiendo y lo seguirá haciendo en el quehacer del teatro venezolano.

Fotografía: «Sueño de golpe»
©Roland Streuli. Derechos reservados.
Llamar al 0212 763 41 74/0416 821 51 21

Anuncios

Acerca de Juan Martins

Dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral con trayectoria internacional. Editor. Destacado con varios premios. (Ver más en la sección «Editor» de este blog). Se ha distinguido como crítico en diferentes festivales latinoamericanos de teatro (Brasil, Ecuador y Argentina). Conduce la revista de crítica literaria y teoría teatral «Teatralidad». Ha recibido el premio «Mejor dirección» con el espectáculo «Mariana» de José Ramón Fernández e interpretado por la actriz Mirla Campos en el III Festival Internacional de Teatro Clásico Adaptado 2012. Argentina. «Él es Vila-Matas, no soy Bartleby», «El delirio del sentido, desde un poética del dolor y otros ensayos» y «Novelas son nombres, ensayos inexactos» son sus más reciente libros de ensayos publicado en «Ediciones Estival», Venezuela. Con la misma tiene en imprenta su otro libro de ensayo «De qué hablo cuando hablo de Murakami» (2016).
Esta entrada fue publicada en Crítica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s