La hormiga y la cigarra…

 

Carlos Rojas

Con La hormiga y La cigarra, presentada por la agrupación teatral Bica Teatro de Portugal, realizan un musical para revitalizar el inexistente teatro para niños, no sólo de cara al mercado, sino también en pos del prestigio tan olvidado últimamente de una dramaturgia que, aunque nunca conoció momentos de esplendor, si tuvo algo que decir en el pasado Festival de Teatro del Occidente.

cigarra2.jpgLa hormiga y La cigarra, de Luisa Duela Soares y bajo la dirección de Sofía Cabrita, es un breve relato ajeno a los escenarios y personajes habituales. Aunque su comienzo y en general, el tono mantenido durante la narración es sutilmente irónico, su directora se deja llevar paulatinamente por las acciones de sus criaturas que acaban revestidas de idéntica grandeza a los contemporáneos de otros montajes infantiles.

Una pareja de comediantes interpretan a dos trovadores: Armanda y Valentín, quienes viajan por todo el mundo contando esta conocida leyenda. De ahí ese aroma humorístico que despiden esa atracción fascinante, que inspiran al espectador. Ese que está tan bien sintetizado en Bica Teatro y en sus fábulas inolvidables. La anécdota de base, no puede ser ni más común, ni más clásica en el teatro de comedia infantiles: los personajes se divierten, ríen, sueñan, fantasean con placer y corazón; aunque los tiempos han cambiado-aquí en esta pieza hay un «final feliz».- El resultado es una puesta de innegable belleza escénica, apabullante en ocasiones con una escenografía, ambientación y composición inspirada en las fábulas de La fontaine, que, se reinventa en lo que a recrear la belleza del relato se refiere. Aunque aparentemente pareciera carecer de unidad profunda. Al contrario su moraleja, nos deja una evidente realidad que el trabajo, es un plus en la valorización del ser humano.

En definitiva, es una obra apreciable y por último una recuperación también del viejo estilo de dialogar y construir las escenas. El gran acierto de este montaje, es que abiertamente estriba en, que éstos dos artistas hacen teatro, convencidos de su vigencia y su validez, sintiéndolo, viviéndolo y gozándolo como genuinos artistas, gracias a la calidad interpretativa de los actores Ana Sofía Paiva y Pedro Luzindro.

criticarojas@gmail.com
Especial para el Diario Vea/Un punto de vista

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s