¡COMEDIAS PARA GUSTOS O DISGUSTOS!

Carlos Herrera

 

Con una cartelera teatral bastante animada en cuanto a la exposición de montajes basados en el género de la comedia (unas que bajan, otras en estreno y otras, en segunda temporada) se visualiza que, el público espectador tiene que estar atento e informado a la hora de asumir el ¿cómo saber

entiendemetuami-01-2006.jpg

seleccionar un montaje que le garantice el disfrute de una agradable hora y media de su tiempo? además pensar ¿si la inversión tiempo / costo de entrada a cualquiera de estos espectáculos vale la pena?

Fuera de responder o no a estas cuestiones, hay un hecho caracterizador para lo que ha venido siendo el lapso dado entre el 15 de enero y lo que será la primera quincena del mes de marzo de 2007- me refiero, a que hay colocar bien el ojo en lo que se exhibe en las marquesinas de salas como del Celarg, Ateneo de Caracas, Teatro San Martín, Escena 8, Teatro “Luisela Díaz” (o Caracas Theather Club en la urbanización San Román), Fundación Corp Group y del mismo Teatro Trasnocho. Todas activadas y proponiendo al espectador comedias de distintos tenores. Salvo excepciones de producciones como Las Siete Gaticas (Teatro del Contrajuego); Príncipe Azul (producción de Rolando Padilla, Tulio Cavalli, Italo Silva y Yoyiana Ahumada) o, Tal para Cual (Teatro Profesional de Venezuela) que, desde mi óptica aparte de ser notorias en cuanto a su respuesta dramatúrgica e histriónica, calidad de resolución de puesta en escena como de producción, el resto oscila entre la “comedia ligera comercial” que asume temas algo manidos en cuanto a argumentos donde lo sexual desde sus distintos ángulos y enfoques que pueden ir de la consabida relaciones de pareja a situaciones de amistad / complicidad de lo femenino ante el sexo fuerte.

Este grupo de comedias compite con otro tipo de comedia más blando, cuyo fondo y forma no termina de convencer. Armadas en ese concepto que una vez fuese emitido por un director teatral – que ha asumido “la crítica” como “arte y parte” del quehacer teatral- que la calificó como “teatro cólico” lo cual traduciría algo así como: “teatro ligero comercial” con la salvedad, que este tipo de comedia se regodea en sí misma, son producciones muy exteriores tanto por la falta de rigor de la dramaturgia que las sostiene, que no sabe sacar provecho del imponer la figuración de galancitos y modelos de televisión y que, de forma desinhibida apuestan a jugar con pseudo desnudos como de tramas bastante insulsas que hasta en boca de algún espectador la termina de calificar como: “¡más falsas que billetito de siete bolívares!”.

brujas-3.jpgEste lapso donde la comedia comercial y no la comedia de arte se impone en el consumo del público caraqueño tiene altos y bajos de eso que une espera encontrar como sorpresa y cierta capacidad de riesgo en la dirección, bastante desenvueltas en lo respuesta histriónica, atino y justeza en la forma / fondo de lo que se muestra como base marco de su producción y una eficacia en ser incisivos en el logro de publicitarlas y / o promocionarlas en distintos medios impresos, radiales o a través de volantes y pendones. Quiérase o no, saben enganchar al grueso del público. Sin embargo también esas comedias de tono menor saben atrapar la curiosidad del incauto que confunde “buen teatro comercial” de ese mal teatro ligero. Hay que estar atento. Hay que oír a otros espectadores cuando el comentario se explaya. Hay que prestar atención a como exponen en periódicos o programas de TV, en fin, siempre hay alguna pista, algún referente que asir a la hora de ir a ver una o dejar de ver otra.

En todo caso, no puedo negar que hay bastante teatro comercial bien armado y teatro ligero insustancial. Es dentro de esas posibilidades de comedia sabrosa para reír y donde uno sabe que obtiene algo de satisfacción al salir de la sala, sea bien porque se pasó un rato agradable gracias a que se constató una trama sin complejos que junto a una dirección más o menos descomplicada, supo sacarle una satisfactoria respuesta artística al elenco de turno. Usted puede escoger entre estas producciones: Brujas pieza de Santiago Moncada en versión de Santiago Moncada con producción de Carolina Rincón y puesta en escena de Héctor Manrique en el Celarg. La aguda pieza y lúdica pieza Nunca te bañes sola del dramaturgo cadaniense, Daniel McIvor en el Teatro San Martín, la cual me place recomendar ampliamente.

También puede optar por la impactante calidad histriónica y un texto bien, pero bien actual tras el remontaje de La Secreta obscenidad de cada día, uno de los clásicos de la dramaturgia latinoamericana como lo representa el chileno Marco Antonio de la Parra, una espectáculo se diría coloquialmente “fino” y que está actuada impecablemente por Dimas González y Fermín Reina en la Sala Horacio Peterson del Ateneo de Caracas. Finalmente, si desea algo más ligero, pero con buen ribete de frescura para un domingo de evasión, está una especie de híbrido inspirado – y que bien podría rayar en versión y/o adaptación- del celebérrimo film del director, Peter Cattaneo y guión de Simón Beaufoy (1997), “The Full Monty” que, en su segunda temporada, se expone bajo la rúbrica de Marco Purroy bajo el título de Todo o Nada en la Sociedad de Damas de San Joaquín de Boruy una producción del Centro de Directores para el Nuevo Teatro con dirección de Daniel Uribe.

En todo caso, la nota de esta semana no discurrirá opinión de fondo sobre una u otra obra que conforma este mosaico de comedias. Lo dejaré para la semana entrante cuando comente entre otras, la reciente pieza de una autora venezolana como lo es, Indira Páez, quien retorna bajo IQ Producciones en las tablas de este de Caracas – en específico, los espacios de Corp Group- donde estrenó hace una semana, De velo y corona texto y montaje que explora insistentemente, una variedad de tópicos temáticos sobre la femineidad y su relación con lo actual sea esto visto desde lo íntimo afectivo, las relación de la mujer contemporánea frente al nexo matrimonial, ese aparente desenfado con que se asume lo sexual y hasta la capacidad de relacionarse con otras féminas en un mundo cada vez más globalizado dentro de una especie de “reality show”. Por ahora, lo dejamos hasta acá.

Ahh! se me olvidaba. Una breve promoción -ya que ando en una onda orbita de crónica que de crítica- para decirles que la comedia se alzará con fuerza del 2 de marzo al 5 de abril en el Teatro San Martín –prescinda del carro y opte por el Metro: Tome la Línea 1, llegue a la estación Capitolio; de ahí, camine por la transferencia para tomar la Línea 2 y se queda en la estación Artigas; al salir, a media cuadra, encontrará el teatro; es más rápido, fácil y seguro- y podrá resarcirse de esos olvidos con producciones enmarcadas en la I Muestra de Comedia con una serie de montajes que, en su momento, causaron interés o desinterés del público amante del género –y, por cierto me inspiran a titular la presente como: “Comedia para gustos y disgustos”- con una disímil gama de producciones de diferente estilo, calidad y respuesta de puesta como de soltura histriónica que van de: Mister Juramento; Locas, Trasnochadas y melancólicas; La coleccionista; Entiendemetúami; El hombre chiste; Una mujer con suerte, Rosario Prieto Viuda de hasta cerrar con Nunca te he negado una lágrima.

Habrán piezas que seguro este servidor volverá a ver. Sin embargo, también habrá otras que ¡bueno…es mejor que cada quien las vea, juzgue y decida si valió la pena o no! Lo cierto es que se dará un concentrado tras esta muestra que hará circular la risa en el oeste de nuestra querida Caracas.

Fuente:
Página WEB / A Rumbear
BITÁCORA CRÍTICA

critica@cantv.net

 

Anuncios

Acerca de Juan Martins

Dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral con trayectoria internacional. Editor. Destacado con varios premios. (Ver más en la sección «Editor» de este blog). Se ha distinguido como crítico en diferentes festivales latinoamericanos de teatro (Brasil, Ecuador y Argentina). Conduce la revista de crítica literaria y teoría teatral «Teatralidad». Ha recibido el premio «Mejor dirección» con el espectáculo «Mariana» de José Ramón Fernández e interpretado por la actriz Mirla Campos en el III Festival Internacional de Teatro Clásico Adaptado 2012. Argentina. «Él es Vila-Matas, no soy Bartleby», «El delirio del sentido, desde un poética del dolor y otros ensayos» y «Novelas son nombres, ensayos inexactos» son sus más reciente libros de ensayos publicado en «Ediciones Estival», Venezuela. Con la misma tiene en imprenta su otro libro de ensayo «De qué hablo cuando hablo de Murakami» (2016).
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s