Alex Anders/ La vigornia expresiva como síntesis espectacular

Rodolfo Rodríguez

En la íntima sala del Teatro El Reventón del Complejo Cultural Teatro Simón Bolívar de Juan Griego y como espectáculo inaugural del 4 Off Art-Festival de Margarita, se presentó el dotado actor ALEX ANDERS de GasNatural Teatro con la pieza “La Reina de la Noche me mira con espinos” de su propia autoría.
El texto, que parece beber en las fuentes de Genet, Sade y Mishima, nos narra -en un articulado lenguaje no exento de bellas construcciones de poesía dramática y un tanto de crueldad y parnasianismo- la historia de un ser enclaustrado en un sótano quien después de infructuosos intentos por aniquilarse, bajo el influjo de la oscuridad de la noche de la urbe, siempre amenazado por la luz de su única y aterradora compañía -una luna enferma que preside sus obsesiones- revive el vía crucis existencial del fracaso, los tránsitos terribles de sus flores malsanas, intentando lavar, en el dolor, el estigma de la culpa de “un tierno venadito que se atrevió a beber en las corriente del río”, vale decir, en el pecado de la unicidad sexual y sus monstruosidades.
Tentado por los zarpazos de un mal que lo supera, ataviado con las galas propias de los sacrificios rituales, nuestra “Mantis Religiosa” delira sus glorias y sus infiernos, sobrepasa los límites de la locura, se unta con los olores sagrados y malditos, saborea los elixires más amargos, se hunde en los más horribles charcos y como la “mantis religiosa” se devora en el acto.
Anders expuso en su trabajo una excelente performance sobre las posibilidades físico-gestuales, vocales -incluido el canto- y emocionales del actor, y una riqueza y vigornia expresiva que le permitieron imponer las resoluciones propias que la densidad del trabajo le reclamaba con una solidez conceptual y de resolución escénica no acostumbradas en un actor joven.fotos-a-anders.jpg
Dotado de ingenio y talento, Anders hizo de la maleabilidad de su bien dotado cuerpo y de sus posibilidades físicas, que colindan con la danza- teatro y la danza de vanguardia, así como de la bien resuelta integración de estas condiciones a los módulos vocales de los múltiples registros expresivos que posee, un arma para salir airoso de una performance llena de riesgos y dificultades en el uso de elementos de la utilería y de la tramoya. Anders, quien derrochó imaginación y coraje en la interpretación de su texto, recreó momentos hilarantes con hermosas imágenes y una riqueza expresiva construida a base de disciplina y rigor. Esa manera de sostener en vilo a la audiencia, revelan en Anders a un intérprete bien dotado para el teatro total: riesgo, compromiso con el trabajo de investigación, correcto uso de las herramientas expresivas que le permiten fundir articuladamente todo su arsenal creativo a través de las múltiples posibilidades que las diversas técnicas de composición y el consecuente “training” le deparan. Su interpretación nada tiene que ver con las formas del viejo teatro, no hace una composición para llegar a una caracterización, no hace concesiones para acercarse a la audiencia, no busca el favor de nadie. Su trabajo es áspero, rocoso, medular.
Desde el maravilloso inicio colgado a un ancla en la oscuridad de la sala, hasta el conmovedor final hundido en el pozo de sangre en una bañera medio suspendida, Anders recorrió con entrega total los vericuetos a los que le conducía ese personaje enfermo de males existenciales.
El uso de las múltiples máscaras y los velamientos del rostro y el cuerpo, que se van deshaciendo, como personalidades adosadas al alma, hasta la expoliación final que le ahogó en sangre y que parece indicarle la salida en el acto de la muerte; el telón de piso, los volúmenes ocultos entre esos telones que luego vemos son segmentos de una figura humana, su doble masculino viviseccionado; los elementos de la máscara y la corona final de hermoso coral negro, los cuchillos con los que se va haciendo tajos la piel hasta desangranse; así como la maestría en el manejo de los elementos de utileria, de la attrezzatura y en los cambios de vestuario y elementos, que fueron realizados con sencilla destreza y organicidad, le dieron a a Anders una merecida Mención de Honor como actor y otra como Mejor Propuesta Escénica del Festival.
La iluminación de visos expresionistas y de contrastantes terracotas que creaban atmósferas en el curtido telón de piso, la bien seleccionada y editada banda sonora que subraya algunos momentos cruciales de su performance, hacen de “La reina de la noche me mira con espinos” un espectáculo resuelto en todos sus componentes de espectacularidad e interpretación y que no por coincidencia, alzó un nutrido y sonoro aplauso del entusiasta y conmovido público.
En síntesis, Anders nos ofreció 50 minutos de una teatralidad iluminada, clamorosa, incandescente. Y se siente uno de verdad, en el fondo tocado, aunque no lo comparta, en el conocimiento y el aniquilamiento de ese ser maldito que interpreta.

Este artículo será publicado en teatroenmiami.net

Anuncios

Acerca de Juan Martins

Dramaturgo. Escritor. Crítico Teatral con trayectoria internacional. Editor. Destacado con varios premios. (Ver más en la sección «Editor» de este blog). Se ha distinguido como crítico en diferentes festivales latinoamericanos de teatro (Brasil, Ecuador y Argentina). Conduce la revista de crítica literaria y teoría teatral «Teatralidad». Ha recibido el premio «Mejor dirección» con el espectáculo «Mariana» de José Ramón Fernández e interpretado por la actriz Mirla Campos en el III Festival Internacional de Teatro Clásico Adaptado 2012. Argentina. «Él es Vila-Matas, no soy Bartleby», «El delirio del sentido, desde un poética del dolor y otros ensayos» y «Novelas son nombres, ensayos inexactos» son sus más reciente libros de ensayos publicado en «Ediciones Estival», Venezuela. Con la misma tiene en imprenta su otro libro de ensayo «De qué hablo cuando hablo de Murakami» (2016).
Esta entrada fue publicada en Crítica Teatral. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s