Lo que dejó la tempestad en la figura del «canto»

juan martins

 

Lo que dejó la tempestad, pieza de César Rengifo y llevada a escena esta vez por la «Compañía Regional de Teatro de Portuguesa», bajo la dirección de Carlos Arroyo destaca un dominio estilístico que ya predomina como una tendencia en el teatro de este joven 000_1365.JPGdirector. Además que es un estilo el cual se afirma con la estructura actoral de esta agrupación en cuanto a la formalidad de la actuación que impone un modo de interpretar el quehacer teatral al momento que se construye la imagen en el escenario a partir de aquellas condiciones del espacio escénico. Ahora bien, esa construcción de la imagen se elabora desde una visión si se quiere simbólica de la realidad, puesto que el símbolo es la interpretación de los signos teatrales que le son necesario para poner en escena una imagen de la historia, una mirada del acontecer histórico de la «Guerra Federal» de Venezuela, sus consecuencias en la democracia del venezolano y su incorporación dentro del momento histórico que estamos viviendo actualmente en el país. La introducción de estos elementos históricos en el quehacer teatral impone una visión cultural de esta compañía: su enfoque del contexto político y de lo que representa interpretar al país desde el punto de vista estético. Ya reconocemos un personaje histórico como lo es Zamora: o lo que significa en la imaginaria política y cultural del país, por tanto, identificamos su influencia en el público. Es aquí donde me quiero detener, a partir del público tenemos que establecer el análisis interpretativo de esta obra, puesto que éste, el público, complementa el sentido que se le quiere otorgar al espectáculo, cuando el espectador interpreta el relato teatral de un hecho muy vivencial: el llano, como fenómeno cultural que le pertenece. Ya, en ese momento, es una tendencia estilística nada fácil de llevar a cabo si queremos evitar el lugar común.

Lo representado le llega al público, como un hecho cercano, le es afín culturalmente: la imagen se construye desde esa mirada del público la cual la compone tanto el público como la puesta en escena. Puesto que el espacio escénico deviene de la interpretación de esa imagen que ha hecho este director de lo que es, o representa para él, el llano como hecho cultural, como imagen estructurada. Es decir si de la «Guerra Federal» se han hecho suficientes interpretaciones de carácter histórico y de su importancia ideología en la constitución de un pensamiento venezolano, también es aquí la interpretación que se haga a nivel de la imagen. La imagen que se construye del texto interpreta al llano, pero también interpreta a lo que el público se le hace inmediato. De allí que el público se sienta contiguo a un espectáculo como éste. En la noche de cada función responde con entusiasmo y algarabía…. (más)

 

Guanare, 11 de marzo

 

Este artículo será publicado en teatroenmiami.net

About these ads

Acerca de Juan Martins

Juan Martins, dramaturgo y crítico teatral. Editor.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s